Tierra del Fuego Foto

"Las empresas ya no pueden realizar las compras por esta incertidumbre de si van a seguir o no"

Fueron las palabras del secretario general de SETIA, Rodrigo Carcamo, además agregó que “no pueden arriesgarse a comprar materia prima para que llegue a fines de diciembre o principios de enero, porque no saben si van a continuar”.

19640 Noticias

Rodrigo Cárcamo, secretario general de SETIA, fue consultado por Radio Universidad 93.5 sobre la situación de las textiles, dado que transcurrió otra semana sin novedades para el sector. (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});“No tenemos novedades concretas, sabemos que no se pudieron reunir con el Secretario de Industria de la Nación ni el gobernador ni el intendente de Río Grande. Estuvieron casi toda la semana pasada tratando de lograr una reunión pero no fueron recibidos. No sé si fue por una cuestión de agenda o responde a otro motivo. Nosotros continuamos con la manifestación afuera de la delegación de gobierno. Pudimos concretar una reunión con la Ministra de Trabajo de la Nación para la semana del 28 de agosto, para transmitirle la situación, porque más allá de la cuestión empresarial estamos en defensa de los puestos de trabajo. Queremos que la ministra tome cartas en el asunto y nos pueda dar una mano para ver si podemos llegar al Secretario de Industria de la Nación”, dijo. “La situación es crítica porque las empresas ya no pueden realizar las compras por esta incertidumbre de si van a seguir o no. Hoy están llegando a fin de año y es lo que tienen planificado. No pueden arriesgarse a comprar materia prima para que llegue a fines de diciembre o principios de enero, porque no saben si van a continuar”, expresó. “La mayoría de las empresas tiene un stock para llegar a fin de año, estirándolo. Hay otras empresas que no tienen esa posibilidad pero están a la espera de algún contenedor en las próximas semanas”, apuntó el dirigente. Recordó que son diez empresas de Río Grande y una de Ushuaia las involucradas. “La esperanza es lo que nos motiva a continuar pero cada vez se hace mucho más difícil y estamos muy preocupados. Estamos viendo la posibilidad de insistir por el lado legal. Eso se está analizando porque son más de mil familias que están involucradas y van a dejar de aportar al circuito económico de la ciudad. Es mucho más delicada la situación y no se circunscribe solamente a los empleados, sino que es mucho más amplio. Afecta a las empresas de catering, al comercio, la limpieza, la energía y todas las empresas satélite. El Ministerio de Trabajo provincial no tiene injerencia, por eso vamos a la Nación, en busca de un hilo conductor de la problemática textil y todo lo que las rodea. Es una cuestión laboral que va a significar la pérdida de muchos puestos de trabajo”, manifestó.Choque con heridos en Río Grande